Lady Okira - Sex School - Sandía para representar el Squirt

Saber qué es un Squirt y el mejor consejo para conseguirlo

Inauguramos el curso académico en la Sex School de Lady Okira hablando de un gran desconocido del que seguramente muchas de vosotras habéis escuchado historias, cuentos, leyendas e, incluso, mitos. Pero esta clase también va para ellos, porque sea entre personas del mismo sexo o de sexo diferente, saber qué es un Squirt y el mejor consejo para conseguirlo es una lección que afecta a unos y a otras.

La lección de hoy comienza con tres imágenes de frutas muy dulces y jugosas y una palabra en inglés. Esas tres piezas de fruta representan o simbolizan el concepto que en breve pasaré a explicaros. Y en cuanto a la palabra en inglés, sí, ya sabéis que el idioma anglosajón siempre parece como más chic, como más elegante. Se utiliza con bastante frecuencia para ponerle nombre a las cosas y definir conceptos o realidades que, expresadas en el idioma de Cervantes, sonarían un poco peor, perderían parte de su encanto.

Venga, que voy. Que levante la mano aquel alumno o aquella alumna que sepa el significado de la palabra Squirt. Esta palabreja inglesa, pronunciada así sin más, sin posibilidad de verla escrita, podría sonar rápidamente en vuestro cerebro, por asociación del sonido, a shirt o T-shirt, es decir, a camisa o camiseta en español. Pero no, nada que ver.

Squirt es chorro en español. ¿Veis? Suena poco elegante y menos chic en nuestro idioma. Queda algo basto decir eso de… ‘chorro’, ¿no creéis? Es como que el oído se encoge y lo que has escuchado te lleva a fruncir el ceño ante el repelús de lo que rápidamente se proyecta en vuestra mente lujuriosa. Pero no perdamos el hilo. Detrás de esas seis letras que componen la palabra Squirt se oculta todo un misterio del que muchas y muchos habéis oído hablar alguna vez. Y ahora, por fin, dejaré de jugar a los acertijos, porque os veo ávidos de aprendizaje y nuevos conocimientos.

Lady Okira - Sex School - Melón para representar el Squirt

Las glándulas de Skene, el Punto G de la eyaculación femenina

El desenlace de esta lección tiene su punto de partida en las glándulas de Skene. Están localizadas a los lados de la uretra de la mujer, muy próximas a la entrada de la vagina. Estas glándulas son las responsables de liberar un líquido blanquecino, transparente, que se identifica con la eyaculación femenina durante el coito. Sí, eso es, el Squirt, la palabra enigmática de origen inglés con la que abríamos esta primera clase sobre el placer sexual.

Para alcanzar ese súbito placer femenino antes hay que esforzarse. Y ya os advierto que llegar a la cima no siempre es fácil. El ascenso a esa cumbre tan ansiada requiere de una técnica muy precisa, de mucha paciencia y de una alta dosis de moral y optimismo que os sirvan de fundamental apoyo para no caer en la frustración. Para lograr esa experiencia primero hay que identificar el Punto G, buscarlo a base de ensayo y error… hasta que tu cuerpo, hasta que tu deseo por el placer, logren dar con él.

Una vez que ya has localizado el Punto G, el siguiente trabajo consiste en estimular con mimo, pero ardientemente, toda la zona que rodea a ese punto. Al mismo tiempo, acompasa esta estimulación con tocamientos del clítoris de forma circular… o como más te guste. De este modo, podrás experimentar auténticos orgasmos e, incluso, llegar al Squirt, el verdadero cénit del placer sexual en la mujer.

Lady Okira - Sex School - Fresa para representar el Squirt

Cómo conseguir un Squirt explicado paso a paso

Después de ese primer paso, vamos a la parte que requiere de más pericia y de más técnica. Vuestra profesora Lady Okira os aconseja que sigáis, paso a paco, la siguiente fórmula: entrando por la vagina y subiendo y girando después hacia la parte opuesta de tu cuerpo, vas a encontrar una pared interna con una textura parecida a la que tiene nuestro paladar. Sí, eso es. Es como si estuvieras diciendo… “¡ey, nena, ven aquí!”. Entonces, introduce los dedos en la vagina y, a continuación, presiona tu Punto G tocando con suavidad, pero sin dejar de hacerlo. Suelta y repite. Deberías notar algo parecido a como si te estuvieras orinando, pero tranquila. Eso significa que ya estás muy próxima a la cima de la que antes te he hablado. Sí, la de la palabrita en inglés.

Al principio puede que te sientas algo extraña, como si estuvieras sufriendo una presión en la vejiga, pero no dejes de estimularte como te he dicho. Según lo vayas haciendo, sin perder el ritmo, incluso variándolo de vez en cuando, el placer se irá acrecentando de una forma increíble. Es necesario que ejercites tus músculos pélvicos al mismo tiempo que contraes los músculos internos.

Y una vez que se apodere de ti esa sensación inmediata del orgasmo, deberás sacar rápidamente tus dedos. Este gesto hará que te invada ese placer súbito del que va nuestra primera lección de la Sex School. Sentirás la presencia de un líquido que se va desprendiendo con fuerza, como un torrente. ¡Enhorabuena! Has alcanzado el Squirt, aquello que parecía algo imposible, incluso un mito, una leyenda, un misterio para muchas de vosotras. Disfrútalo al máximo cuando llegues a él, porque como dice el dicho, “lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

Un consejo más para finalizar esta clase. Antes de poner en marcha todo este proceso de ascenso al placer, orina primero e hidrata muy bien toda la zona. Y no te frustres si al primer intento o al segundo o al tercero no logras el Squirt. No es fácil. Necesitas mucha práctica y mucho estímulo, pero la ansiedad debe quedar fuera de juego. Y también puede suceder que lo encuentres de un modo espontáneo, sin buscarlo, sin tan siquiera realizar estímulos previos. En ese caso, no te asustes. No pasa nada. Lo único que notarás, además de esa sensación tan sumamente placentera, es que mojarás las sábanas como si te hubieras orinado encima.

Tómate tu tiempo y disfruta mucho del camino hasta llegar a la meta. Si ves que por ti misma es imposible, siempre te queda la opción de recurrir a los juguetes eróticos. En la Tienda de Lady Okira tenemos juguetes para estimular el clítoris y el Punto G, succionadores, estimuladores o, por ejemplo, masajeadores Wand. Elige el tipo de juguete que mejor se adapte a ti y a tus circunstancias como mujer y, cuando lo hayas elegido, si necesitas un servicio de asesoramiento, ponte en contacto conmigo. Ya sea de forma natural o ya sea con la ayuda de algún juguete, la satisfacción que te espera al final del recorrido es máxima, inigualable, única. Espero que muy pronto puedas contármelo. Seré tu confidente.

Descubre, prueba, disfruta

Discite, tendo, frui

Comparte la Actualidad de Lady Okira

Comienza a escribir y presiona en Buscar

Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Abrir chat
1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?